Seleccionar página

Navidad es tiempo de reencuentro, de risas compartidas, de perdón, de sobremesa y… de grandes cantidades de alimentos. Sentirnos pesados tras las comilonas de las fiestas no es nada raro. Por este motivo, compartimos contigo algunas de las mejores infusiones con propiedades digestivas que pueden ayudarte a sentirte bien, sin importar si te has excedido. Esperamos que no lo necesites, pero, por si a acaso, te recordamos también nuestro anterior artículo sobre las mejores infusiones para aliviar el dolor de estómago.

Infusión de manzanilla

La manzanilla se utiliza tradicionalmente para evitar las digestiones pesadas, además de ayudar a aliviar gases y náuseas, e incluso tratar los cólicos del lactante. Diferentes estudios señalan su acción calmante, aunque se necesitarían más investigaciones para obtener datos 100% fehacientes.

Para prepararla, infusión dos flores de manzanilla por cada taza de agua a 85°C durante solo cinco minutos.

Infusión de menta

¿Sabías que la infusión de menta ayuda a vaciar más rápidamente el estómago? Por este motivo, se suele recomendar su ingesta tras grandes comilonas, así como también en casos de acidez. Además, sus efectos antiinflamatorios pueden ser útiles si, además de una indigestión, padeces de dolores abdominales.

Utiliza alrededor de 5 g. de menta fresca por cada taza de agua. Sumérgelas en el agua hirviendo, con el fuego apagado, y deja reposar durante cinco minutos. Cuela y sirve.

Infusión de melisa

¿Alguna vez has recibido el consejo de beber una infusión de melisa cuando padecías de dolor abdominal? Si bien no hay datos científicos que corroboren esta recomendación, las abuelas juran y perjuran que ayuda a sentirse mejor tras una comilona… y además, es deliciosa.

Infusiona tres hojitas por taza de agua bien caliente durante unos cinco minutos ¡y disfruta!

Esta Navidad acompaña la sobremesa con un riquísimo té o infusión. Verás cómo todo el mundo te agradece tan reconfortante mimo caliente.

Share This